Blogia
Tonicruz

CCFRadio

 

He tardado demasiado en escribir este artículo. Trabajo para una radio pobre. Para una emisora que apenas puede permitirse tener en nómina a dos locutores y un técnico para cumplir siete u ocho horas de programación.

Pero trabajo para la radio más rica del mundo.

Nuestra radio no nos reporta ni mucho menos pingües beneficios ni grandes contratos de publicidad. No está pensada (ni lo pretende) para competir ni para pelear en igualdad de condiciones contra otras cadenas comerciales con una estructura sólida.

Pero nuestra radio, CCFR, aspira a ser la voz de la ilusión. La voz de todos los que sienten de verdad a su club. A los que sufren, lloran y ríen por cada acción de su equipo. A los que reconocen en el fútbol algo más que una cuestión de vida o muerte.

Ellos -nosotros- no somos los mejores locutores del mundo. Sé que no soy un narrador de Primera, pero puedo decir con orgullo que sé llorar cuando perdemos y sé emborracharme cuando ganamos. En primera persona, porque ahora que estoy dentro del club y antes que estaba fuera siempre he sentido un poco el Córdoba como mío. Como el auténtico enlace con una ciudad que en otros aspectos languidece.

Puedo poner también la mano en el fuego por todos los que hablan ante nuestros micrófonos. No cuento a mi compañera Lorena, la mejor entre las mejores, porque también cobra por hacer su trabajo como yo, pero sí al resto del elenco de abogados, comerciales, economistas, empresarios, camareros... que se sientan delante de los micrófonos en el estudio de El Arcángel o por teléfono.

Algunos han nacido con la bufanda blanquiverde atada al cuello y otros se la han ido atando conforme iban teniendo uso de razón.

Ninguno cobra. Y no ha habido un sólo día en el que hayan hecho un mal trabajo. Lo hacen por amor al arte y a un escudo. A un deporte y a las ondas.

Antonio, Fran, Javier, Mariloli, José Manuel, Salva, Álvaro, Manuel, Sensi, Massimo, Paco, Miky, David, Juan, Ramón, Diego, Antonio, Marcos, Álex, Javi... (y disculpad si me dejo alguno) son el auténtico sustento de un proyecto que apenas tiene como ambición hacer un poco más grande al club que adoramos. Es la auténtica esencia. Es un beso a un ideal.

He tardado demasiado en escribir esto. Espero que no sea demasiado tarde. Gracias a todos. Es un orgullo trabajar a vuestro lado.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

El Horror -

La Radio Oficial del Córdoba es como Intereconomía pero llevada por los de Cordobamanía. Miedo me da el día que pongan en marcha la tele, será "Intercordobamanía".

Isabel G. -

Me has hecho emocionarme. Y puedo admitir que también lo lográis en muchas ocasiones desde las retrasmisiones de los partidos en CCFR. Porque los goles llegan hasta lo más fonfo de nuestros tímpanos, porque os vibra la voz de ilusión con alegria y a los oyentes nos haceis saltar del sillón y sentir que estamos con todos los aficionados viendo como se cumple el sueño, el sueño de ser más grandes. Gracias por vuestro trabajo a todos y a todas. Una radio pobre en dinero, pero inmensa en valores.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cristina Dell'Onte -

Toni: CCFR es todo lo que dices y es, sobre todo, un puente que nos une. Si no fuera por CCFR y todos los que allí trabajan, ¿qué sería de los que estamos lejos? Ustedes traen el Córdoba a mi casa. Ustedes me lleven al Arcángel a través de sus voces. Nunca podré agradecerles lo suficiente. ¡GRACIAS!

Marcos Y. Jiménez Hidalgo -

Subscribo todos los párrafos menos el equinto, si he contado bien. Erres un narrador de primera, le das sentimiento y transmites lo que ves. Eres gracioso y eso en algunos tostones de partidos se agradece. Es muy difícil mantener enganchado a un oyente con solo una voz en la radio más otras que acompañan de vez en cuando y tú lo consigues. Sinceramente no veo a nadie más digno para ser la voz del cordobesismo cada domingo para miles de aficionados que no están en El Arcángel o que están y no quieren perderse ningún detalle que tus ojos de halcón desde la cabina de comentarista ve.

Así que menos humildad. Hacéis una gran radio, una radio de primera, la antesala para hacer ver al aficionado que este club estará en primera pronto porque hacen las cosas como se deben de hacer en un club de la élite.

Yo he colaborado en los últimos meses de la temporada pasada. Perdona por haber estado ausente estos meses de verano pero lo cierto es que la resaca del final de la carrera me ha podido y desanimado en algunos casos con la profesión. Ahora con tanto tiempo libre lo mismo retomo y te ayudo en lo que sea, en especial entre semana que supongo que una mano siempre será bien recibida.

Pero a todo esto quería llegar con que ha sido un placer que las primeras palabras que haya dicho en una radio hayan sido en CCFR. Ya llegarán las grandes de España, pero en mi currículum pondré que mi voz se escucho en la radio por primera vez en una pequeña emisora de un gran club, o gran emisora de un pequeño club con un corazón grande como es su afición.

Un fuerte abrazo y que el barco blanquiverde siga surcando por La Ribera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres