Blogia
Tonicruz

Los aplausos gratuitos

(ARTÍCULO DE OPINIÓN PARA LA PUBLICACIÓN OFICIAL DEL CÓRDOBA CON MOTIVO DEL ENCUENTRO ANTE LA UNIÓN DEPORTIVA ALMERÍA, JORNADA 30 DE LIGA ADELANTE)

Cuesta. Me consta. Agitar las palmas de las manos cuando el corazón no lo dicta es un ejercicio pesado. Si hoy están aquí sentados, lo están haciendo tirando de fuerza de voluntad. De fuerza de voluntad y de la energía cinética que han acumulado –menuda paradoja- a base de minutos, horas, días, semanas y años de chascos y de frustraciones.

Porque ser cordobesista, no nos engañemos, nunca ha sido una cosa amable. Hay que engañarse mucho para seguir creyendo durante tanto tiempo en estos colores blanco (históricamente más de la nada que de la pureza) y verde (más de la inmadurez que de la esperanza) que nos visten.

Pero aquí siguen. Aquí seguimos.

El Córdoba va a ser (hoy, mañana y siempre) lo que ustedes, los que ahora mal encarados y a medio camino entre el aplauso y el silbido, quieran que sea. No tengo la jeta de pedirles hoy que nos hagan palmas porque, de momento, no estamos cumpliendo esta temporada con lo prometido.

Actúen y obren en conciencia. Si creen que es mejor reprendernos, silben. Si creen que merecemos una penúltima oportunidad, acojan la salida de los nuestros a este recinto que cobra vida gracias a su presencia con ese entusiasmo único cantando ese estremecedor himno que nos hace únicos.

Y nunca olviden que lo único que merece la pena en este juego es ese escudo que llevan tatuado en el imaginario espacio existente entre su alma y su conciencia. Nada más.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Jose -

El Cordobesista de verdad nunca hará nada que perjudique a su club, y eso deben saberlo todos, los que están arriba y abajo en el césped.
No hay duda de que los recibiremos y los despediremos bien siempre que sean honestos y agradecidos en el esfuerzo.
Lo haremos por nuestros colores. Forza Córdoba
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cristina Dell´Onte -

Ese escudo tatuado en el alma es lo que hace que el fútbol sea maravilloso. ¡Muy buen artículo! Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres