Blogia
Tonicruz

El último del año

Conforme uno tacha en su mente el último día de un año tiende a hacer balances. A calcular cuánto de bueno y de malo se ha hecho. Cuánto de original y cuánto de vulgar. Cuánto de nuevo y cuánto de repetitivo.

Llamar al 31 de diciembre a la Noche-vieja significa primar un concepto pesimista de la vida. Debería ser la auténtica Noche-buena. Porque, como todo cambio de ciclo, el pliegue de un calendario tiene mucho de oportunidad. Teniendo en cuenta que a muchos las uvas aún nos siguen sabiendo a pobres y el cava parece vino de misa cuando se está parado, lo principal para la mayoría de los españoles en el 2011 será encontrar dinero.

Como sea. De donde sea.

Mientras que la gran mayoría trata de sobrevivir sin delinquir, los bancos -esto no cambiará en 2011- seguirán fulminando nuestras esperanzas con su latrocinio consentido por todos los gobiernos. Los grandes magnates capitalistas también lucharán como locos por no ver reducidos sus beneficios. Es lo único que les importa.

Como sea. De donde sea.

El resto, los trabajadores solventes, desearán primero salud y amor. Sobre todo, los que carecen de ambas cosas, o de una de ella. Las dos son importantes, pero incluso triviales en comparación -triste es admitirlo-con lo anterior. Porque tanto la salud como el amor se pueden comprar en estos tiempos locos. En Estados Unidos la gente se muere si no es capaz de costearse un hospital privado; la belleza se alquila y la prostitución está mal vista únicamente -esto es de Bukowsky- “por la devaluación del coño” (también se podría decir lo mismo sobre el pene, que si no alguna me tilda de machista).

Las páginas salmón de los periódicos convertidas en bola de cristal, las piernas abiertas y los brazos cruzados en señal de guerra y un sorbete de limón esperando en cada esquina que alguien lo quiera lamer.

Viva el año nuevo por ser nuevo, muera el año viejo por caduco.

Que para los que me leéis (y para los que no) todo os salga como os deseáis y como os merecéis. En todos los sentidos que queráis.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres