Blogia
Tonicruz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Patrimonio nacional

Tenía en La Salle a un compañero un poco perturbado que, cuando se entregaban las medallas de honor a los mejores de la clase siempre trataba de boicotear el acto gritando: "Medalla de oro, representando a España, José Luis López Vázquez". Desconozco los motivos por los cuales el chaval, Adolfo de nombre, siempre mentaba al actor ante la sorpresa y el desconcierto de los presentes.

Él, como yo entonces, no habíamos vivido los sesenta. Ni siquiera éramos conscientes a finales de los setenta. Por eso, a nosotros el apellido López Vázquez nos sonaba a algo que decían nuestros padres. A una cosa que salía por la tele casi siempre entre risas (cuando había rombos en la esquina de la pantalla y nos mandaban para la cama).

Ahora, con ya un poco más de 30, todo lo que suena a recuerdo del pasado parece bendito. Porque López Vázquez no fue únicamente un grandísimo actor (uno de los mejores del país). Es, tras su muerte, un Patrimonio Nacional. En lo que a mí respecta abrió mis miras respecto al sexo. Sus cuentos sobre suecas que anunciaban un mundo mejor, más amable y menos rancio con respecto a las más sagradas pasiones. Retrató como nadie la apertura de España al mundo , aunque fuese a base de polvos. Pero también la angustia ante la llegada de la inminente transición en La Cabina. O la melancolía en La prima Angélica... Y, por supuesto, la dulzura (porque cuentan de él que era buena persona) en la saga de La Familia... Retrató genialmente al ricachón venido a menos haciendo de hijo del Marqués de Leguineche -mi personaje favorito-, aprovechando la genial dirección de Berlanga...

Mi compañero Adolfo dijo sin decir algo que todos los españoles han sentido hoy. López Vázquez se ha llevado la medalla de oro de un país en el que hacer reír es una quimera porque, como él dijo y hoy recoje en un magnífico obituario en El Mundo, "La carcajada aquí es algo negra". Gracita tenía razón: "Lo que diga el señorito".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Adolfo -

Quintanilla en Plácido o Acacio Rendreules en Objetivo Bikini, da igual.¡Viva el maestro! Toni Cruz ,yo no soy ese Adolfo de la Salle.Soy Adolfo de Sevilla, un ciudadano más de 35 años que como tu empezo a ver a López Vázquez por la familia.Era y es mi ídolo y bueno,desde aquí queria homenajear tambien al maestro y que ojalá se empiece a echar más cuanta y a valorar más la comedia.Saludos amigo! y al Son Of Leguineche, End Of The Saga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres