Blogia
Tonicruz

Ceguera excepcional (para el CCF)

Lo que voy a escribir contraviene parte de mis convicciones como profesional, por eso os pido que lo consideréis como un estado de excepción, porque de hacer una excepción se trata: Cordobesistas, cegáos por dos semanas. Viváis o no de escribir de fútbol, seáis profesionales de la pluma o del micrófono, seáis asiduos de El Arcángel u ocasionales inquilinos en los días de rebaja... Ahora todo da igual, en este tiempo no caben medias tintas. Los penaltis a favor que lo parecen, lo son. Los penaltis en contra dudosos, siempre piscinazos. Los arbitrajes son benditos si nos benefician y malditos si nos perjudican. Portáos como incondicionales.

No explotéis vuestra crítica, guardadla para mejor momento. Obviad vuestro “yalodijismo” y vuestro propio afán de demostrar conocimientos futbolísticos (todos llevamos un técnico y un presidente de gobierno dentro). Entre otras cosas porque esta petición no llega después de un año malo o mediocre, sino tras uno que únicamente puede ser catalogado de notable o sobresaliente.

Seamos maquiavélicos por unos días. Olvidemos nuestra condición analítica-pesimista-senequista que, como cordobeses, nos invita a minimizar el mérito y maximizar el daño propio. Todo sea por un Bien Supremo, por ese Bien Supremo tan lejano al pintado por Kant y tan cercano al que nos promete la Primera División.

En este tiempo decisivo los compañeros de carrera van a utilizar todas sus armas y la que mejor podemos emplear nosotros -pobres al lado de algunos de sus presupuestos- es nuestra unidad. El Arcángel tiene dos partidos para demostrar su valía, su hambre, sus ganas y sus deseos. Podrían bastar con esos seis puntos que dependen, en buena medida, de nuestro aliento para entrar en la lucha por subir. Si no, aún podríamos ganar en Vigo si lo requerimos. Aunque tengamos que chafarle el ascenso al Celta. ¿Que no es posible? ¿Pensábais que era posible estar en esta situación antes de empezar la temporada?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Isabel G. -

Para personas objetivas y críticas, como es en mi caso, se hace medio imposible "mordernos la lengua".
También decir, porque no, que la prensa utiliza las opiniones y la información a su manera, y yo he sido una de las que ha recibido las flechas de ésta, con la publicación de un twitter (de varios que publiqué) y dando en el clavo de ser el único que criticaba, de alguna manera, la actuación de los jugadores -al no dirigirse a los desplazados y/o aficionados al terminar el partido- (Girona-Cordoba).
Yo si creí en que fuera posible el conseguir estar donde estamos, cierto es, que se podría deber a la total ignorancia que tenía sobre la historia del Cordoba CF como equipo, pero confié a partir de ver la primera jornada: esas ganas de luchar, ganar e ilusionar que había en el campo, eran las que faltaron en el año anterior; esa confianza de tener el balón y ese espíritu de equipo, de ser todos parte importante de conseguir los 3 puntos: Paco, la afición y las ganas de cada uno de los componentes del Córdoba CF lo habéis podido conseguir.
Hasta el martes, y sin falta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres