Blogia
Tonicruz

Saturno

Comedor de niños. Comedor de uno mismo. Saturno es ese gran ogro que todos llevamos dentro y devora nuestra infancia y hasta lo más profundo de nuestro ser. Saturno es una bestia parda que te invade y te reconcome las entrañas, que te machaca a base de placer, sexo y delirio. Saturno es algo que todos, absolutamente todos, deseamos y al mismo tiempo tememos.

Saturno me miró un día a los ojos. No sé cuándo fue ni tampoco quiero recordarlo. Me retó. Me dijo: ¿a que no eres capaz, después de todo lo que fuiste, de ser como yo? Y yo, corderito manso en sus garras, traté de epatarle con todas mis fuerzas. Busqué la manera de ser feliz deseando ser lo que no era. Hablando con propiedad de cosas con las que antes no podía ni especular.

Y lo logré. Y gocé. Al principio.

Me veía capaz de dominar mis instintos. Era señor de mis silencios y, sobre todo, controlador de mis palabras y mis tiempos. Sabía perfectamente lo que quería y cuándo lo quería. Y , lo más importante, con quién lo quería.

Pero Saturno demanda más. Quiere guerra, quiere sangre. Es insaciable. Cualquier tributo a su figura es poco porque, a cambio y teóricamente, la gloria alcanzada es infinita. Eterna.
Así, llegó un momento en el que yo ya no era yo. En el que mis manos eran sus garras y mi corazón, peludo y marchito, no era ya capaz de amar. Apenas capaz de latir únicamente cada vez que copulaba. Solo en los momentos en los que la pasión cegaba todo lo demás.

Por eso, desvencijado y roto, desengrasado, ahora el ritmo de mi corazón no se mueve a su libre albedrío sino acompasado por los acordes de una marcha de las Walkirias que, supongo, no conducirá a otra cosa que a la autodestrucción final.

Sirva esto de aviso para quienes, como yo, habéis sucumbido a las garras de Saturno. Ya he pagado el tributo. Ya he quedado condenado, supongo que de por vida, a vagar bajo los signos del gigante barbudo y furioso. Tened sumo cuidado con lo que deseáis y no tiréis nunca una moneda a una fuente. Es mi consejo como Saturno.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres